REINALDO CAREAGA: “QUIERO TRASMITIR MIS CONOCIMIENTOS A LAS NUEVAS GENERACIONES DE ÁRBITROS CHILENOS”

Compartir en redes sociales...

El árbitro internacional de vóleibol piso, Reinaldo Careaga, fue el invitado de este jueves a Punto a Punto, programa de conversación que transmite la Federación de Voleibol de Chile a través de su cuenta de Instagram. En conversación con Cristian León, el juez habló de su carrera en esta disciplina, el camino que tuvo que realizar para desempeñarse en el ámbito internacional y cómo ve a las próximas generaciones de árbitros nacionales.

“Yo siempre he estado ligado al deporte, mi padre estaba vinculado al fútbol y muchas veces arbitraba sus partidos. También hice el papel de juez en básquetbol, porque siempre me llamó la atención esa área y cuando me invitaron a profesionalizarme en el vóleibol me sedujo la idea, cambiándome la vida, ya que aparte ahí conocí a mi mujer. Recuerdo que entré sin saber nada del deporte, lo que me llevó a esforzarme el doble y absorbí como esponja”, comenzó diciendo el árbitro chileno.

Además, agregó que “para el año 86’ integré el cuerpo de árbitros de la Asociación de Concepción, dos años después me llamaron participar en un campeonato y en el 91’ realicé un curso de árbitro nacional en Talca. Hoy puedo decir que el vóleibol me lo ha dado todo”.

Refiriéndose al trayecto que debió recorrer para llegar a ser árbitro internacional acreditado por la Federación Internacional de Voleibol (FIVB), Careaga comentó que “después del reconocimiento de algunos profesionales, como el de Carlos Yáñez, me empezaron las ganas de ser árbitro internacional y ya en el año 1994 empecé a esperar la posibilidad de hacer un curso para lograr ese propósito. Me costó bastante conseguirlo porque en ese tiempo el sistema no lo facilitaba. Finalmente, el 2004 logré ir a la Paz, Bolivia, a realizar el curso, justo cuando estaba  pensando que si no lograba ese año internacionalizar mí carrera me iba a retirar, pero gracias a Dios las cosas se dieron. En el 2006 arbitré mi primer sudamericano menor con el fin de cumplir con las exigencias del curso y ya con mi participación en los Juegos del Alba logré cumplir con todo lo solicitado, logrando así que el 2007 me nombraran árbitro internacional”.

Con respecto al perfil que debe cumplir un árbitro, el profesional afirmó que “lo primero es tener mucha paciencia, porque pasan muchas cosas mientras uno está arbitrando, a mí me han llegado a agredir hasta con un combo. Lo que más afecta es cuando sientes que no estás rindiendo y viene la frustración, pero hay que reponerse rápidamente para sacar el partido adelante. Otro aspecto importante es que hay mantener siempre la calma, especialmente cuando la gente piensa que el error es voluntario y se molesta con uno. Por último, siempre hay que pensar que el show es el voleibol y que lo hacen los jugadores, por lo que debemos procurar siempre que ellos sean los protagonistas”.

En cuanto a su carrera y a los eventos en los que ha logrado participar, el árbitro nacional señaló que “han sido tres Universiadas a las que he ido y el año pasada estuve en el Mundial U19, en Túnez, por mencionar algunos de los eventos en los que he participado.  Ahora igual voy a tener un sueño no cumplido, el de estar en unos Juegos Olímpicos y en el próximo Panamericano de Santiago 2023, ya que la carrera de árbitro dura sólo hasta los 55 años y yo hoy ya tengo 53 años de edad, por lo que no alcanzaré a ejercer para Santiago 2023.”

Hablando de sus planes después de dejar el arbitraje, el juez chileno manifestó que “siempre seguiré ligado al voleibol. Yo soy instructor y quiero trasmitir todos mis conocimientos a los jóvenes o nuevas generaciones de árbitros chilenos. Considero que la experiencia puede ayudar a llevar a la práctica todo lo que está escrito en los libros y así poder ofrecer un mejor desarrollo en el arbitraje chileno y contribuir en el crecimiento de esta disciplina”.

Finalmente, al entregar su percepción sobre las nuevas generaciones de árbitros chilenos y sobre las proyecciones que hay al respecto, el referí indicó que “nuestras fichas están en los árbitros que hicieron el curso continental, siendo cuatro en total. Ahora bien, yo soy de la idea que se tienen que ir sumando más a este camino, pensando que actualmente hay posibilidades para todos, y ojalá vayan al extranjero a cumplir con los cursos. Y fui el primer árbitro chileno internacional, pese a que antes hubieron otros postulantes, luego se sumaron otros llegando a un total de cuatro árbitros internacionales, pero creo que tenemos capacidades de ser aún más”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *