FERNANDO “KIKE” RAMOS: “ESTAMOS EN CONDICIONES PARA LLEGAR A TOKIO”

Compartir en redes sociales...

El entrenador del seleccionado nacional, Fernando Ramos, fue el invitado de este martes a Punto a Punto, programa de conversación que transmite FEVOCHI a través de su cuenta de Instagram. En conversación con Cristian León, el profesional venezolano se refirió a sus inicios en el vóleibol, sobre la importancia del recambio y también abordó las expectativas que existen de cara a la Continental Cup.

“Mi afición a este deporte comenzó cuando tenía 18 o 19 años en el 2000. Si bien en esos tiempos jugaba basquetbol, tenía familiares que practicaban vóleibol y eran seleccionados de la región de Carabobo, en Venezuela, lo que llevó a que me empezara a gustar cada vez más esta disciplina. Y me fui a probar una vez a la selección de mi región y no quedé, pero logré entrar a jugar a un club y ahí me vio el vicepresidente de la federación de vóleibol de mi país, quien me dijo que tenía buena estatura y me preguntó si me gustaría jugar volley playa. Así fue como poco a poco me fui ajustando a este nuevo sistema de duplas y más, pero al principio, cuando entré a la universidad tuve que jugar en indoor y eso a mí no me gustaba. Finalmente, en el 2003 me llamaron a la preselección de volley playa y desde ahí comencé a dedicarme profesionalmente a esto”, comenzó contando el técnico venezolano.

“En medio de mis estudios para ser profesor de educación física me llegó una oferta para ir a competir en la Liga Española de vóleibol piso y, a pesar que esa área no era la que me gustaba, acepté y me fue muy bien. Después volví a finalizar la universidad y me llamaron para la selección, donde estuve hasta el 2013 que fue cuando me retiré. De todas maneras, siempre estuve enfocado a ser entrenador, haciendo constantemente cursos y más, también dirigí en los Juegos Nacionales Universitarios, donde salimos dos veces campeones, una en piso y la otra en playa, esto aún siendo voleibolista. Entonces, cuando finalmente me retiré, el técnico de Venezuela en ese momento, Mauro Hernández, me dijo que quería que fuera parte del cuerpo técnico, comenzando a trabajar a dos o tres días de mi retiro”, agregó.

Cuando se refirió a su trayectoria y a cómo llegó a trabajar para el equipo nacional de nuestro país, el técnico comentó que “en el 2014 me llamaron desde Ecuador para que fuera a trabajar con su selección de vóleibol playa. Acepté el desafío, fui a trabajar y a organizar las bases de la disciplina en ese país. Pero cuando hubo un sismo bastante fuerte nos asustamos con mi familia y como contábamos con familiares en Chile nos vinimos para acá, aunque suene algo irónico. Recuerdo que en ese tiempo se disputó una Continental Cup en Peñalolén y yo asistí para ver. Igual, por mi carrera, conocía a bastante gente y ahí hablé con el actual presidente de la federación, Jorge Pino Madrid, quien me preguntó en qué estaba y me solicitó mi curriculum para ver la posibilidad de trabajar juntos. Así fue como en el 2016 empecé a desempeñarme en el desarrollo del volley playa de Chile”.

Al hablar del proceso de entrenamiento que realizó para los Juegos Suramericanos de la Juventud de 2017 y los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, aseguró que “fue duro, hicimos tres concentrados donde asistieron deportistas de distintas partes del país, 60 varones y 30 mujeres. Finalmente, me quedé con 12 chicas y Felipe con la misma cantidad de chicos. En ese momento teníamos que hacer que las duplas jugaran bien esta disciplina, que tuvieran un buen control en sólo ocho meses y creo, la verdad, que hicimos un gran trabajo con el apoyo en ese momento de Eduardo Garrido. Conseguimos buenos resultados en importantes y complicados eventos”.

Con respecto al nivel del vóleibol playa nacional y al recambio, el ex seleccionado venezolano señaló que “cada disciplina tiene a su referente y hoy en la nuestra, aquí en Chile, tenemos a los primos Grimalt. Yo en su momento tuve la oportunidad de jugar contra ellos y puedo decir que han logrado una gran evolución al día de hoy, siendo actualmente parte de la elite de este deporte. Nosotros estamos trabajando en el desarrollo de los jóvenes deportistas, siendo nuestro principal objetivo formar voleibolistas del mismo nivel que los actuales campeones panamericanos, ya que tenemos que estar listos para cuando ellos se retiren. No podemos vivir sólo de ellos”.

De todas maneras, considera que Chile a diferencia de otros países comenzó más tarde a trabajar en las bases deportivas de esta disciplina, por lo que se han dedicado a acortar las brechas. “Hay diferencias muy grandes con otros países y eso se ve reflejado en la diferencia de edad que tienen los primos Grimalt y los próximos chicos chilenos con potencial, siendo una diferencia de seis o siete años. Por nombrar algunos ejemplos, Venezuela trabaja en el desarrollo deportivo desde pequeños, incentiva al deporte facilitando las horas para que los chicos lo puedan hacer y escoger. En Brasil el deporte es altamente profesional, son demasiados los deportistas que se dedican y viven de eso. Pero considero que acá en Chile se puede recuperar el tiempo perdido, por así decirlo, aunque se debe trabajar mucho”, aseveró el head coach venezolano.

Finalmente, Ramos habló de la Continental Cup, campeonato que entrega cupos para los Juegos Olímpicos de Tokio, donde las chilenas ya se encuentran en semifinales debiendo enfrentar a Paraguay. Y al respecto manifestó que “siempre estamos buscando que las jugadoras de la selección sean versátiles, que todas puedan hacer duplas entre ellas y que mejoren su nivel técnico. La incorporación de Chris Vorpahl resultó muy positiva, logramos obtener dos duplas muy fuertes, lo que se vio reflejado antes de la suspensión del torneo por la pandemia. Queremos ir paso a paso, primero ver de pasar las semifinales y así estar presente en la final, no obstante, creo que hoy estamos en condiciones para llegar a Tokio”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *