PETRA SCHWARZTMAN: “TODAS EN EL EQUIPO SOÑAMOS CON PODER IR AL MUNDIAL”

Compartir en redes sociales...

La joven seleccionada nacional, Petra Schwarztman, fue la invitada de este jueves a Punto a Punto, programa de conversación que transmite FEVOCHI a través de su cuenta de Instagram. En conversación con Cristian León, la voleibolista habló de sus comienzos en este deporte, del título Sudamericano obtenido en Perú y las expectativas que tiene para su futuro.

“Yo jugaba vóleibol en Frutillar, desde que tengo 7 años y hace un año y medio aproximadamente, hubo una citación para reclutar jugadoras para la selección y decidí ir a probar suerte, total pensaba que no iba a perder nada. Ese día me encontraba muy nerviosa, hice la prueba y me informan que el técnico quería hablar conmigo, diciéndome que estoy en la preselección y que debía entrenar ese mismo día en la tarde. En el segundo entrenamiento de ese día continuaba nerviosa y me costaba jugar con normalidad. Así fue durante dos días, ya que no conocía a nadie, soy un poco tímida y no sabía cómo entrar o compartir con las demás compañeras, pero tras el primer concentrado las cosas cambiaron”, partió diciendo la estudiante de 1° medio del Colegio Alemán de Frutillar.

Además, agregó que “tras conocer más a mis compañeras y compartir mucho más con ellas después del primer concentrado, se empezaron a ir mis nervios y comencé a sentirme mucho más cómoda. Hoy en día hay una gran relación en el equipo, tanto dentro como fuera de la cancha, todas tenemos distinto carácter, pero nos respetamos y juntas vamos en busca del mismo objetivo. Sin duda, fue un gran cambio, considerando por un lado que el vóleibol regional es distinto, con diferentes dinámicas y, por otro, yo anteriormente no trabajaba tanto la parte física, un área fundamental para la selección y para el progreso que he logrado”.

Con respecto al título Sudamericano U16 que lograron en Perú, venciendo a los locales, la chilena señaló que “ese fue mi primer torneo con la selección nacional, donde sentí muchas emociones, pero por sobre todo orgullo de tener la camiseta de Chile con mi nombre y con mi número 15, y donde lo único que quería era dar lo mejor de mí. Al final todo se dio, logramos el título venciendo en la final al equipo local. Ellas eran las favoritas, tenían más presión y nosotras no teníamos nada que perder, por lo que fuimos con todo y sucedió lo mejor que nos pudo haber pasado, lograr un título que mis compañeras venían buscando hace dos años y yo, en lo personal, hace uno”.

A la hora de hablar del equipo y destacar sus virtudes, Petra aseveró que “somos un equipo que defiende y recibe mucho, que tiene atacantes muy fuertes. Creo que lo más importante ha sido la preparación física que han desarrollado con nosotras, haciendo que el equipo logre saltar mucho más alto, entregándonos una ventaja por así decirlo, o bien marcar ciertas diferencias con las rivales”

En cuanto al trabajo que ha realizado el técnico trasandino Eduardo Guillaume en el equipo nacional y al cambio de mentalidad que ha tenido el grupo, la seleccionada de voleibol aseguró que “ha sido super enriquecedora mi experiencia en la selección nacional, tanto como deportista como persona. Ha sido un privilegio estar trabajando con Eduardo Guillaume, pienso que él saca lo mejor de cada una de nosotras, siendo para mí esa su mejor virtud. También nos transmite muchos conocimientos técnicos y nos hace analizar constantemente partidos, de hecho, ahora en período de cuarentena nos envía siempre vídeos para que los estudiemos”.

Al momento de referirse a las voleibolistas que admira, la joven deportista destacó, “siempre veo a las mejoras jugadoras del mundo, pero la que más analizo es a la serbia Tijana Bošković, ya que ella es zurda y se acomoda más a mi estilo. Mientras que en Chile me inspira mucho Beatriz Novoa, quien ha demostrado que las voleibolistas nacionales pueden llegar a jugar en el extranjero”.

Por otro lado, destacó el apoyo que ha recibido constantemente por parte de sus padres, y comentó que “mi familia ha sido muy importante, principalmente mi padre porque él siempre fue muy deportista y a mi junto a mi hermana mayor y hermano menor nos intentó inculcar eso. Por lo que desde el momento que ingresé a la selección mi padre me entregó todo su apoyo, permitiéndome asistir a todas las concentraciones o eventos, muchas veces dándome la oportunidad de partir antes de lo debido. Él jugó rugby, por lo que entiende la sensación que genera el deporte”.

Finalmente habló de las expectativas que tiene para su futuro y en relación a ello dijo que “este año mi colegio me iba a brindar mayor apoyo para poder estar más tiempo en Santiago entrenando con la selección, pero con la pandemia todavía hay incertidumbre con lo que se hará. De todas formas, después del colegio me gustaría competir de manera profesional en el vóleibol y por qué no, competir en las ligas más grandes como las de Serbia, Turquía, Italia o Argentina. Sé que me falta mucho, pero es algo que quiero llegar a hacer algún día. De momento me concentro en los más cercano, que es el Sudamericano de mi categoría que se hará en nuestro país el primer semestre del 2021 y cumplir el sueño que tenemos todas juntas en el equipo, que es clasificar al Mundial, y estamos entrenando para lograr ese objetivo”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *