ESTEBAN VILLARREAL: “ESTOY A DETALLES DE FICHAR POR ALMERÍA”

Compartir en redes sociales...

El seleccionado nacional masculino adulto, Esteban Villarreal, fue el invitado de este jueves a Punto a Punto, programa de conversación que emite la Federación de Vóleibol de Chile por medio de su cuenta de Instagram. En diálogo con Cristian León el armador de la selección nacional hizo un repaso de su carrera deportiva, las situaciones que ha vivido en este último tiempo junto a los “Guerreros Rojos” y el momento deportivo que está viviendo en España.

Esteban Villarreal comenzó su historia en el vóleibol desde pequeño, en su misma formación y también en el colegio, pero desde el 2010, con 12 años, dio un gran paso al profesionalismo cuando fue llamado a la selección nacional por el técnico de esos tiempos, Álvaro Del Campo.

“Mis inicios en el vóleibol fue en el pasaje de la casa de mi abuela, donde mi padre me empezó a enseñar los distintos golpes y técnicas con 3 o 4 años. Después, más grande siempre íbamos a Maitencillo donde jugábamos en la playa cuartetos y los pasábamos increíble. Con el tiempo comencé el profesionalismo junto a la selección, cuando el profesor Del Campo me nominó y comencé a ser el tercer armador. Me acuerdo que en ese tiempo teníamos pocos torneos porque en la categoría en la que estábamos aún no existían competencias internacionales. El primer Sudamericano fue el 2013 recién, por lo que estuvimos tres años solamente entrenando, preparándonos para ese desafío”, señaló el estudiante de kinesiología.

Además, agregó que “con respecto a mi posición de armador, siempre se me dio más la técnica que otra cosa, por lo que nunca fue que algún entrenado o alguien me impusiera a jugar ahí. Cuando llegué por primera vez a la convocatoria que hizo Álvaro Del Campo nunca se planteó en que yo compitiera en otro puesto, siempre se planteó que realizará la función que vengo haciendo hasta el día de hoy”, agregó Álvaro.

Al momento de abordar cuando comenzó a obtener mayor continuidad en la selección nacional, afirmó que “fue en el verano del 2013, cuando Daniel Nejamkin me citó para entrenar junto a la selección menor para el Mundial de ese año. En un comienzo no me lo creía y no fue muy agradable la situación, ya que mi padre era el ayudante del entrenador y se prestaba para el “qué dirán”, cuestionándome un poco esta situación y por eso mismo mi primera reacción fue rechazar esa nominación. Pero después el mismo técnico me llamó, me dijo que la decisión pasaba exclusivamente por él, que no leseara más y me uniera cuanto antes al equipo”.

En cuanto al momento más difícil que le tocó vivir en su carrera deportiva recordó que “uno de mis momentos más complicados en el deporte fue en el 2017, cuando me tocó quedarme fuera del Sudamericano que se realizó aquí en Chile. Esto porque yo ya me encontraba siendo el segundo armador y en ese momento se integró el hermano del Sebastián Albornoz, el Rafa, y para ese torneo el técnico decidió no citarme. Para mí fue un remezón fuerte, pero me mantuve entrenando y seguí presionando, obviamente, para poder volver a ganarme el puesto. Durante la Copa Murano logré volver a integrarme”.

Con respecto a la definición o principal función que cumple su rol de armador, indicó que “afectamos mucho en la forma de juego, por lo que podemos llegar hacer una especie de click en el equipo para mejorar el rendimiento en general. Una vez me tocó entrar a un encuentro que estábamos perdiendo abultadamente y con mi ingreso logramos cambiar el resultado, consiguiendo ajustar mucho más el marcador y, si bien perdimos, cambió la forma de juego completamente. Cada armador le da su manera o bien su visión de juego al equipo”.

Durante el último tiempo los “Guerreros Rojos” estuvieron cargados de competencias, siendo muy relevante para el deportista nacional los Juegos Panamericanos de Lima 2019, asegurando que “fueron partidos muy intensos que nos hicieron crecer mucho como jugadores a cada uno. Llegamos siendo otros jugadores, no éramos los mismos de antes. Así también, se sumaron otros torneos entre medio que nos ayudó mucho y todo se vio reflejado después en el Sudamericano del año pasado, donde logramos una medalla de bronce que Chile no conseguía hace bastante tiempo”.

A la hora de hablar sobre el último preolímpico disputado en enero pasado, donde se pudo apreciar un Monticello repleto, el seleccionado del Team Chile comentó que “nos queda una espina clavada, ya que, obviamente, el objetivo era ganar y clasificar a los Juegos Olímpicos. Creo que quizás pudimos haber hecho algo más en el primer encuentro ante Venezuela, pero la verdad ese partido nos costó demasiado, quizás por la presión de la instancia en la que nos encontrábamos y no pudimos jugar como queríamos. Se notó que el encuentro estuvo bastante trabado, sobre todo el primer set, el cual si lo hubiésemos ganado habría sido todo muy distinto”. 

No obstante, el voleibolista chileno asegura que el grupo ya se encuentra enfocado en los próximos desafíos y asegura que “la motivación siempre va estar, todos queremos seguir sumando logros con la selección y ahora los próximos desafíos son los Panamericanos en nuestro país, los de Santiago 2023 y también los Juegos Olímpicos de París 2024. Uno siempre busca participar en la cita de los cinco anillos, es lo que más se anhela, por lo menos por mi parte es algo que quiero y necesito realizar como deportista, por lo que buscaremos poder lograr cerrar ese ciclo”.

Con respecto al momento que se encuentra viviendo en el viejo continente, específicamente en la Liga Española, contó que “en mi primer paso por España fue con Río Duero Soria, el cual fue muy bueno, jugué mucho, logrando harto roce internacional y eso era lo que estaba buscando, consiguiendo desenvolverme bien e impresionar a otros clubes. De hecho, me llegó una oferta de Almería, equipo que fue líder durante toda la liga en la temporada pasada. Por lo que ahora estoy terminando de cerrar los últimos detalles para que posteriormente el club anuncie mi contratación y así seguir mi carrera en Europa”.

Finalmente, ante la situación que se está viviendo hoy en día con la pandemia provocada por el coronavirus, el seleccionado nacional se encuentra hace unos días en Chile realizando la cuarentena y nos dice que “logré llegar a nuestro país para poder respetar todas las medidas sanitarias. Cuando arribé de España realicé el aislamiento correspondiente, quedándome encerrado en mi pieza por 14 días, después de eso ya pude moverme con mayor tranquilidad dentro de mi hogar. De todas maneras, espero que esto se pueda solucionarse luego para todos. En lo personal, con toda esta incertidumbre no se sabe qué sucederá en la Liga Española, si se realizará o se postergará. Por lo que espero que por el bien de todos se pueda encontrar una solución o una vacuna lo antes posible”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *