Stgo2014 Voleibol Femenino - Premiacion_Carrusel

Más Históricas que nunca…

Jáuregui y sus muchachas se colgaron la medalla de plata al derrotar a Brasil en un emocionante partido por 3 sets a 1 en los Juegos Suramericanos Santiago2014…

La alegría que desbordó el Polideportivo de Ñuñoa luego de que Chile consiguió el punto 26  en el cuarto set y sentenciaba el compromiso en favor de las nacionales y las convertía en medallistas de plata de los X Juegos Suramericanos de Santiago2014, no se había vivido en toda la historia del vóleibol femenino nacional.

Chile nunca se ha subido al podio, en los sudamericanos específicos que se disputan desde 1951 y jamás había logrado una mellada en las 10 versiones de los Juegos Suramericanos, por eso lo realizado por Jáuregui y sus muchachas quedará marcado a fuego en la historia de este deporte y de seguro con el pasar del tiempo se le dará la dimensión que debería tener.

La roja ingresó a la carpeta ñuñoina sabiendo que tenía la medalla de bronce asegurada, pero con la intención de demostrar que la derrota frente a Argentina había sido sólo el reflejo de un mal partido, que como pasa en todos los torneos de cualquier disciplina, siempre está presente.

Y desde el primer set, comenzó a forzar el juego de las brasileñas, presionando con el servicio a través de Chris Vorpahl, Sotomayor y Rex, que cada vez que lo hicieron generaron problemas en la recepción de las dirigidas por Joao Luis Klein y en ataque lo Rex movió a sus compañeras en todas las posiciones, con Lozano de opuesta, con Vorpahl y Melo como puntas, en menor medida con las centrales por el bloqueo de las brasileñas y cuando no se podía así, armaba para ataque de zaguero. El primer set termino 25 a 23 en favor de las nacionales, jugando a muy buen nivel.

El segundo parcial, parecía una copia del primero, sin embargo, Brasil encontró en los últimos puntos la tranquilidad que a Chile faltó, y con un trabajo impecable de la opuesta Lorenne se quedó con set por 25 a 23.

La tercera manga fue la que marcó el partido, porque el sexteto de Jáuregui a pesar de haber perdido el set anterior, luego de estar en ventaja de 5 puntos, jugó de la misma forma que en los anteriores y esta vez mantuvo las diferencias para cerrar por 25 a 21.

El cuarto parcial, era el momento para cerrar el partido y volver a derrotar a Brasil después de 30 años. Las nacionales, comenzaron algo ansiosas, y Brasil tomó saco diferencia de 7 a 3, pero un buen  rally de servicio de Laura Sotomayor emparejo el marcador y la diferencia fue mínima al primer tiempo técnico. De ahí en adelante la roja se puso en ventaja, y parecía que dominaba al gigante, con dos puntos de partido, pero Brasil igualo en 24, pero Chile tuvo la fortaleza para conseguir los dos siguientes puntos y quedarse con el partido, la medalla de plata, los aplausos, los abrazos y las lágrimas de alegría que coronaban meses de esfuerzo y sacrificio para conseguir un objetivo que se veía casi imposible.

Jáuregui salto del a banca a abrazar a sus jugadoras y cuerpo técnico, Chile por primera vez en su historia me metía en un podio de un torneo de categoría abierta, y se conseguía en casa ante un gimnasio repleto de hinchas que guardaban por años el sueño de la celebración. El mérito es del cuerpo técnico, de las jugadoras, de las familias y los dirigentes que han apoyado este proceso y que de aquí en más debería reforzarse para poder obtener este tipo de resultados.

Vorpahl, Lozano, Steinmetz, Rex, Carrasco, Contreras, Pulgar, Sotomayor, Carvajal, Salinas, Ruz, Melo, Jáuregui, Quintana, Escanilla, Mondaca, Henríquez entraron en la historia más grande del vóleibol femenino de Chile.

 

Foto Gentileza Xpress Media.-