Con éxito finalizó curso de minivoley en el CEO

Hugo Jáuregui y Daniel Nejamkin enseñaron bondades de esta técnica a 92 alumnos de todo Chile.

Mucha satisfacción y experiencias a seguir dejó el curso de minivoley organizado por la Fevochi e impartido durante este fin de semana en las dependencias del CEO. Encabezado por los entrenadores nacionales Hugo Jáuregui y Daniel Nejamkin, 92 participantes provenientes de Santiago y regiones recogieron distintas enseñanzas para la aplicación del sistema que permitiría un mejor aprendizaje del voleibol.

Con clases teóricas y prácticas de fundamentos y técnica, los alumnos, principalmente profesores y estudiantes de Educación Física y entrenadores de voleibol, profundizaron conceptos y quedaron satisfechos con las lecciones de los seleccionadores nacionales. “La experiencia de los profesores y la forma en que entregan los contenidos de un deporte tan bonito es buenísima”, afirma el profesor Fernando Rivas, que viajó de Concepción para asistir al curso.

En tanto, Gonzalo Alcaíno, estudiante de Pedagogía y técnico de voley en Puente Alto, cree que el minivoley “es la base para que los niños se queden en el voleibol y te permite aprender mucho mejor el deporte”. Ése es uno de los objetivos que se buscaba con el curso. “Cómo aprender a jugar el voley jugando”, así lo resume en grandes rasgos el técnico nacional masculino, Daniel Nejamkin.

Algunos alumnos se asombraron por el método de enseñanza, habían escuchado del minivoley, pero no lo habían visto”, cuenta Nejamkin. Los que ya sabían de él “pudieron profundizar más lo que conocían y van a poder mejorar su método de enseñanza”, agrega el entrenador.

Por su parte, Hugo Jáuregui alabó la iniciativa. “Es un hito porque es primera vez que se separa el minivoley de los contenidos de otro curso”, explica el técnico de la selección femenina, quien además añade que esto pone orden en la forma de explicar el voleibol. “Acá es como que en Física te enseñen primero la fórmula de la energía atómica y en el voleibol aquí es así. Ahora se pone un orden”, comenta Jáuregui, orden que quieren llevarlo a colegios y otras instituciones.

Fueron tres días en los que se pudo explicar una técnica que se usa en todo el mundo y que podría dar excelentes resultados a futuro si se aplica pronto en los distintos niveles del voleibol nacional.

 

Hugo Jáuregui y Daniel Nejamkin enseñaron bondades de esta técnica a 92 alumnos de todo Chile.

 

Mucha satisfacción y experiencias a seguir dejó el curso de minivoley organizado por la Fevochi e impartido durante este fin de semana en las dependencias del CEO. Encabezado por los entrenadores nacionales Hugo Jáuregui y Daniel Nejamkin, 92 participantes provenientes de Santiago y regiones recogieron distintas enseñanzas para la aplicación del sistema que permitiría un mejor aprendizaje del voleibol.

 

Con clases teóricas y prácticas de fundamentos y técnica, los alumnos, principalmente profesores y estudiantes de Educación Física y entrenadores de voleibol, profundizaron conceptos y quedaron satisfechos con las lecciones de los seleccionadores nacionales. “La experiencia de los profesores y la forma en que entregan los contenidos de un deporte tan bonito es buenísima”, afirma el profesor Fernando Rivas, que viajó de Concepción para asistir al curso.

 

En tanto, Gonzalo Alcaíno, estudiante de Pedagogía y técnico de voley en Puente Alto, cree que el minivoley “es la base para que los niños se queden en el voleibol y te permite aprender mucho mejor el deporte”. Ése es uno de los objetivos que se buscaba con el curso. “Cómo aprender a jugar el voley jugando”, así lo resume en grandes rasgos el técnico nacional masculino, Daniel Nejamkin.

 

Algunos alumnos se asombraron por el método de enseñanza, habían escuchado del minivoley, pero no lo habían visto”, cuenta Nejamkin. Los que ya sabían de él “pudieron profundizar más lo que conocían y van a poder mejorar su método de enseñanza”, agrega el entrenador.

 

Por su parte, Hugo Jáuregui alabó la iniciativa. “Es un hito porque es primera vez que se separa el minivoley de los contenidos de otro curso”, explica el técnico de la selección femenina, quien además añade que esto pone orden en la forma de explicar el voleibol. “Acá es como que en Física te enseñen primero la fórmula de la energía atómica y en el voleibol aquí es así. Ahora se pone un orden”, comenta Jáuregui, orden que quieren llevarlo a colegios y otras instituciones.

 

Fueron tres días en los que se pudo explicar una técnica que se usa en todo el mundo y que podría dar excelentes resultados a futuro si se aplica pronto en los distintos niveles del voleibol nacional.

Mucha satisfacción y experiencias a seguir dejó el curso de minivoley organizado por la Fevochi e impartido durante este fin de semana en las dependencias del CEO. Encabezado por los entrenadores nacionales Hugo Jáuregui y Daniel Nejamkin, 92 participantes provenientes de Santiago y regiones recogieron distintas enseñanzas para la aplicación del sistema que permitiría un mejor aprendizaje del voleibol.

 

Con clases teóricas y prácticas de fundamentos y técnica, los alumnos, principalmente profesores y estudiantes de Educación Física y entrenadores de voleibol, profundizaron conceptos y quedaron satisfechos con las lecciones de los seleccionadores nacionales. “La experiencia de los profesores y la forma en que entregan los contenidos de un deporte tan bonito es buenísima”, afirma el profesor Fernando Rivas, que viajó de Concepción para asistir al curso.

 

En tanto, Gonzalo Alcaíno, estudiante de Pedagogía y técnico de voley en Puente Alto, cree que el minivoley “es la base para que los niños se queden en el voleibol y te permite aprender mucho mejor el deporte”. Ése es uno de los objetivos que se buscaba con el curso. “Cómo aprender a jugar el voley jugando”, así lo resume en grandes rasgos el técnico nacional masculino, Daniel Nejamkin.

 

Algunos alumnos se asombraron por el método de enseñanza, habían escuchado del minivoley, pero no lo habían visto”, cuenta Nejamkin. Los que ya sabían de él “pudieron profundizar más lo que conocían y van a poder mejorar su método de enseñanza”, agrega el entrenador.

 

Por su parte, Hugo Jáuregui alabó la iniciativa. “Es un hito porque es primera vez que se separa el minivoley de los contenidos de otro curso”, explica el técnico de la selección femenina, quien además añade que esto pone orden en la forma de explicar el voleibol. “Acá es como que en Física te enseñen primero la fórmula de la energía atómica y en el voleibol aquí es así. Ahora se pone un orden”, comenta Jáuregui, orden que quieren llevarlo a colegios y otras instituciones.

 

Fueron tres días en los que se pudo explicar una técnica que se usa en todo el mundo y que podría dar excelentes resultados a futuro si se aplica pronto en los distintos niveles del voleibol nacional.